El enfoque de habilidades para la vida es una constante en la labor de PantallasAmigas

En un documento de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) titulado “Enfoque de habilidades para la vida para un desarrollo saludable de niños y adolescentes”, puede leerse lo siguiente:

“Definido en forma amplia, un enfoque de habilidades para la vida desarrolla destrezas para permitir que los adolescentes adquieran las aptitudes necesarias para el desarrollo humano y para enfrentar en forma efectiva los retos de la vida diaria. Este documento identifica las “Habilidades para la vida” como:

  1. Habilidades sociales e interpersonales (incluyendo comunicación, habilidades de rechazo, agresividad y empatía).

  2. Habilidades cognitivas (incluyendo toma de decisiones, pensamiento crítico y auto evaluación).

  3. Habilidades para manejar emociones (incluyendo el estrés y aumento interno de un centro de control).

Las teorías sobre el desarrollo humano y las conductas del adolescente establecen que estas habilidades específicas son componentes esenciales de un desarrollo saludable, y son habilidades que definen a un niño de carácter fuerte. A través de la investigación también se ha encontrado que estas habilidades particulares son mediadores de conducta en la adolescencia.”

Por su parte, Gladys Herrera Patiño, comunicadora social colaboradora de PantallasAmigas, lo describe así:

“En Internet se habla de dominio para referirse a los nombres o a las etiquetas que se utilizan para acceder a un sitio determinado. Sin este invento, cada vez que quisiéramos abrir una página tendríamos que digitar las direcciones IP que se caracterizan por ser difíciles de memorizar y por tanto de encontrar. Si no fuera así, al navegar por el océano de la red perderíamos el control o el dominio. Fueron pensados para facilitar los encuentros y las relaciones que pueden darse en el ciberespacio.

De igual forma, podríamos decir que las Habilidades para la Vida son un invento similar que tenemos hoy para facilitar la relación que una persona puede tener consigo misma, con las demás y con el entorno. Se trata de una iniciativa presentada en 1993 por la Organización Mundial de la Salud que se resume en el fortalecimiento de estas diez destrezas:

  1. El autoconocimiento

  2. La comunicación asertiva

  3. Las relaciones interpersonales

  4. La toma de decisiones

  1. La solución de problemas y conflictos

  2. El pensamiento creativo

  3. El pensamiento crítico

  4. El manejo de emociones y sentimientos

  5. Y el manejo de las tensiones y el estrés

Una persona que aprenda a desarrollar estas habilidades tendrá mayores probabilidades de navegar sin naufragar en los infinitos océanos de placer que la vida ofrece. La Internet, los móviles, los ordenadores, los videojuegos y todas las pantallas en general, pueden ser grandes fuentes de placer y bienestar si tenemos eso que los filósofos han llamado Dominio de Sí, que no es otra cosa que ser dueñas y dueños de nuestros actos. Si perdemos la propiedad del dominio propio, perderemos también la autonomía, tesoro sin el cual todo placer es en vano. Por eso integramos la formación en Habilidades para la Vida en nuestra estrategia educativa. Con estas destrezas, las personas, especialmente niñas, niños y jóvenes, tendrán la capacidad de establecer una amistad inteligente no sólo con las pantallas sino con todo lo que les represente disfrute y diversión.”