Dña. Carmen Gayo, Directora de la Oficina del Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil, abrió la Jornada Ciudadanía Conectada 2021 sobre “Derechos de la infancia y mediación parental en el contexto digital”.

Carmen Gayo durante la Jornada Ciudadanía Conectada 2021 “Derechos de la infancia y mediación parental en el contexto digital”

El pasado 16 de noviembre de 2021, la directora de la Oficina del Alto Comisionado Contra la Pobreza Infantil, Carmen Gayo, realizó la apertura de la tercera edición de jornada “Ciudadanía Conectada” con su ponencia “Brecha digital y Pobreza infantil”.

Desde el Alto Comisionado creen imprescindible debatir y avanzar en la protección de los derechos de la infancia, razón por la cual destaca la importancia de la existencia de este tipo de foros y jornadas.

“La brecha digital es sobre todo una brecha social. Ambas brechas se potencian y además magnifican sus efectos sobre el bienestar y sobre las oportunidades de la infancia”.

Si algo nos ha enseñado la COVID-19 es que la brecha digital es un abismo en España para muchos niños y niñas. “Durante meses hubo personas en España que se quedaron fuera del sistema no solo en el ámbito laboral sino también en el ámbito educativo y social” afirma Carmen Gayo.

Desde el Alto Comisionado para la Lucha contra la Pobreza Infantil en abril de 2020 presentaron un documento breve sobre Brecha digital y pobreza infantil. Uno de sus principales hallazgos fue que los niños, niñas y adolescentes que viven en hogares con dificultades se enfrentan a una triple desventaja digital en:

  • Acceso a Internet.
  • Equipamiento (tipo y número de dispositivos de acceso).
  • Uso de las TIC.

La brecha digital no solo afecta a su presente en cuanto a sus oportunidades educativas, sociales y laborales. También afecta a toda la sociedad porque estamos desperdiciando el 25 % de nuestro talento futuro.

“La falta de competencias digitales va a ser un factor de exclusión social”.

Estar menos conectados implica estar menos informados, tener menos posibilidades de desarrollo, de participación y, por tanto, de ejercer derechos fundamentales.

Por este motivo desde el Gobierno de España se ha desarrollado el Plan Nacional de Competencias Digitales (pdf), entre cuyos objetivos destaca uno fundamental: capacitar digitalmente a la ciudadanía haciendo mayor énfasis en los colectivos en riesgo de exclusión social.

En esta misma línea se enmarca un Proyecto de adquisición de competencias digitales para la infancia vulnerable, diseñado por el Alto comisionado junto al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 20230. Tiene dos objetivos principales dirigidos a dos públicos diferentes. Por un lado, cerrar esta brecha digital dotando de competencias digitales básicas a niños y niñas de entre 10 y 13 años. Por otro lado, añadir competencias digitales avanzadas con enfoque en empleabilidad para adolescentes de entre 14 y 17 años. El plan está diseñado teniendo en cuenta la perspectiva de género e incluyendo los factores de mayor riesgo de exclusión social.

Entrevista a Carmen Gayo

Para Carmen Gayo los conceptos de brecha digital y pobreza infantil están muy relacionados. “La brecha digital tiene tres componentes: la posibilidad de tener acceso a Internet, disponer del equipamiento y de los dispositivos adecuados y la tercera tiene que ver con el uso que hacemos de esos dispositivos”.

El problema de la pobreza infantil ha sido muy evidente durante el periodo de pandemia y confinamiento. “En España uno de cada cuatro niños y niñas está en situación de pobreza”. “La pobreza afecta a muchos factores de la vida. Crecer en pobreza afecta a cómo te desenvuelves socialmente, afecta a la vivienda, a tu salud y por supuesto a todas las oportunidades de tu entorno digital”.

“En España la pobreza se hereda”

“Los niños y niñas que crecen en familias en situación de pobreza con bastante seguridad van a ser pobres en su vida adulta”. Para Carmen, el romper eses ciclo de oportunidades es la clave para salir de esta situación.

¿Qué hacemos para acortar la brecha digital y la pobreza infantil?

“La clave es la educación, que desde el principio se asegure que niños, niñas y adolescentes tienen ese acceso a ordenadores y a la Red, pero sobre todo que tienen las oportunidades adecuadas de adquirir las competencias digitales básicas que les van a permitir ejercer sus derechos como ciudadanos”.



Artículos Relacionados