TikTok, la aplicación que está triunfando entre los más jóvenes, ha sido la app más descargada del mundo en 2018 por usuarios de iPhone. La red social de moda ha superado a Facebook e Instagram en cuanto a descargas se refiere y acumula más de 500 millones de usuarios activos.

Un funcionamiento relativamente sencillo

A pesar de parecerse mucho a Snapchat e Instagram, TikTok tiene como protagonista la música. La red social nos permite hacer playbacks de canciones y después añadirle efectos y filtros a nuestros bailes. Estos vídeos pueden ser desde algunos cortos de unos 15 segundos de duración hasta un minuto entero.

Para poder hacer vídeos en TikTok lo primero que tenemos que hacer es registrarnos. Tenemos varias maneras de hacerlo: con un número de teléfono, un e-mail, o logueándonos desde Facebook, Instagram o Twitter. Cuando ya estamos dentro, la aplicación nos enseña los vídeos más populares, teniendo en cuenta qué vídeos hemos visto. En la parte derecha, tenemos las opciones de dar like, comentar, compartir o añadir el vídeo a favoritos. Abajo del todo tenemos el menú, en el que nos dan las opciones de inicio, descubrir, notificaciones y nuestro propio perfil. Y además, el botón que nos permite grabar un nuevo vídeo. La app se parece bastante a Instagram en cuanto a las opciones que nos ofrece.

Una privacidad… ¿insuficiente?

La política de privacidad de TikTok es uno de sus puntos débiles si tenemos en cuenta que sus principales usuarios son menores de edad. Tenemos dos opciones en cuanto a nuestro perfil: tenerlo completamente privado o completamente público. No hay medias tintas.

No obstante, antes de subir un vídeo, podemos elegir si puede verlo todo el mundo, si pueden verlo solo nuestros amigos o si queremos que sea privado. Esta última opción nos permite utilizar TikTok como mero editor de vídeos y dejar a un lado la parte de red social. Además, hay otra opción que nos deja mantener nuestra privacidad y enviar un código a quienes queramos dar permiso para que nos sigan.

tiktok

En cualquier caso, TikTok permite descargar los vídeos subidos por otros usuarios, al contrario que otras redes sociales (p.e. Instagram), que no cuentan con la opción de descarga ni para nuestro propio contenido ni para el de otros. Además, existen páginas externas en las que se explica cómo descargar vídeos de otros usuarios para tenerlos en tu móvil, sin tan siquiera estar registrado en la red social. Para más inri, cuando el usuario que ha subido un vídeo bloquea la descarga, nosotros podemos seguir haciéndonos con su vídeo, algo que atenta contra la privacidad de cada uno.

Prima el control parental

TikTok también nos ofrece opciones de control parental. Su nombre es “desintoxicación digital” y nos da la opción de gestionar el tiempo que dedicamos diariamente a la red social y de establecer un modo restringido para que los menores no vean contenido inapropiado. Además, TikTok tiene una página en inglés orientado a padres y madres de usuarios, en la que dan consejos para evitar ciberacoso o controlar el tiempo que están los menores utilizando la app.

tiktok

Posibles riesgos derivados de TikTok

Los usuarios de esta nueva red social son niños, y sobre todo niñas, de entre 8 y 16 años de edad. Muchos de ellos utilizan los móviles de sus padres, madres o hermanos mayores para conectarse a Internet. Esto es especialmente importante, ya que son edades en fase de maduración y que pueden no controlar qué suben a Internet.

Los problemas que puede acarrear el uso de esta nueva red social son diferentes entre sí. El primero, que el contenido que se publica llegue a manos de personas que no tengan buenas intenciones o que tengan gran capacidad de entablar conversaciones con menores y manipular su voluntad. Por otro lado, la creación de hábitos de autoafirmación en los niños y niñas, basados en la exposición de su cuerpo, que serán difíciles de satisfacer en el futuro y que pueden causar frustración en ellos. Por último y no menos importante, el uso abusivo y adictivo a este tipo de aplicaciones.

El ciberacoso también está presente en TikTok. Los retos virales y “challenges” son un foco de comentarios negativos y es preocupante teniendo en cuenta la edad media de los usuarios.

Recientemente, las autoridades estadounidenses fueron muy contundentes con el objetivo de proteger los derechos de los menores. Y es que, TikTok va a tener que pagar una multa de casi cinco millones de euros por permitir el uso de la aplicación a menores de 13 años, la edad mínima para darse de alta sin el consentimiento de los progenitores. Esto ha constituido una violación de la Ley de Protección de la Privacidad Online, y TikTok emitió un comunicado explicando que restringirá el contenido al que puedan acceder los menores.

No obstante, con un vistazo rápido a TikTok podemos cerciorarnos de que la empresa aún no ha activado ningún mecanismo de control suficiente para impedir que los niños y adolescentes creen y accedan a contenidos inapropiados para su edad.

En una noticia de Verne sobre el escándalo de Youtube por miles de comentarios pedófilos en vídeos de menores, localizamos un comentario de un usuario que decía que “siempre quedará TikTok para ver vídeos” si YouTube restringe los vídeos de menores. Un comentario pedófilo en toda regla que saldrá impune, y cuyo autor podrá seguir acechando a nuestros hijos e hijas en TikTok.

comentario verne tiktok