• Con motivo de la celebración del X aniversario del proyecto Cibermanagers (2010-2020) se ha celebrado un encuentro digital entre representantes de su última edición y Miren, que fue parte del primer proyecto piloto.
  • Oumayma, Aya y Javier son los Cibermanagers que comparten su experiencia vivencial con el proyecto y evidencian los cambios en los usos de las tecnologías digitales que se han producido en estos 10 años.
  • Mariángeles, dinamizadora del proyecto en el IES Alyanub de Vera (Almería) por un lado, y Leire y Jorge de PantallasAmigas por otro, asisten a esta conversación entre sus protagonistas.
X Aniversario cibermanagers

X Aniversario. Encuentro digital primera y última promoción cibermanagers.

La pandemia de la Covid-19 ha hecho que el formato de videollamada múltiple o videoconferencia sea algo más común y, aunque no siempre es fácil o factible, en este caso ha posibilitado juntar a personas distantes en el espacio… y de alguna manera también distantes, una década, en el tiempo.





X Aniversario. Encuentro digital primera y última promoción cibermanagers. Parte 1.

Miren cuenta cómo recientemente, siendo ya docente de ESO, ha vuelto a recordar su experiencia como Cibermanager cuando cursaba 4º de ESO y que le parece una intervención didáctica. También responde que sus momentos más bonitos como cibermanager fue cuando vio a sus compañeros hacer de profes, transformados, y cuando ella misma actuó como docente, vocación que ya entonces comenzaba a percibir.

Por su parte, Mariángeles comenta el efecto transformador del proyecto y que percibe cuando el alumnado cibermanagers sale satisfecho, motivado y contento de la sesión con el alumnado más joven.





X Aniversario. Encuentro digital primera y última promoción cibermanagers. Parte 2.

Aya, aunque confiesa que se apuntó en el proyecto Cibermanager para perder clase, se muestra encantada con las sesiones a los más pequeños en las que se sentía valorada, escuchada y muy motivada por hacer algo útil para otras personas. De hecho, su gratificante experiencia hizo que se implicara más allá del ritmo escolar, y decidió participar en dos ediciones (y también en estos vídeos  conmemorativos, dedicando parte de su valioso tiempo adolescente). Nos cuenta también que le hizo especial ilusión que un alumno le pidiera, una vez terminado el proyecto, ayuda para configurar en privado su cuenta de Instagram.

Javier destaca que una de sus mejores sensaciones es que la primera vez que se entra a dar una charla al alumnado de menor edad hay cierto grado de incertidumbre pero que luego todo fluye y tanto los cibermanagers como el alumnado receptor aprende y enseña cosas, en un aprendizaje mutuo.

Oumayma se muestra encantada con la experiencia que supuso que los alumnos y alumnas más pequeños les contaran casos, les pidieran consejo y también les preguntaran por la posibilidad de hacerles consultas más adelante. Comenta que sintió mucha satisfacción cuando toda la clase les pedía que volvieran otra vez, llegando incluso a pedir a su tutor que volvieran los Cibermanagers de nuevo al aula. También quiere romper una lanza con respecto a las clases que a priori son más difíciles y con quienes la experiencia fu fantástica. Javier coincide en esto y cuenta cómo, quienes son en principio más inquietos o ruidosos, son los que más participan y ayudan a dinamizar la sesión.

Aya ve que su labor como Cibermanager es muy útil porque aprecia falta de prudencia en los comportamientos de los más pequeños.

Miren destaca las diferencias que se han producido en 10 años. Recuerda que los alumnos menores atendían y se mostraban agradecidos pero que ahora es diferente e incluso más útil, porque en primaria ya se usa Internet de manera habitual y las experiencias son más prácticas. Destaca el punto fuerte que supone la proximidad y, al tiempo, la separación de edad, ente alumnado menor  mayor, de al menos 2 años.





X Aniversario. Encuentro digital primera y última promoción cibermanagers. Parte 3.

Aya reivindica la necesidad de charlas de Cibermanagers para los padres porque les considera poco conscientes, preparados e involucrados en los aspectos de seguridad en Internet de sus hijos en Primaria. Miren recomienda la participación en el proyecto por el poso que deja en quienes lo ha desarrollado: una tendencia a preocuparse por el bienestar digital de las demás personas y la positiva experiencia vital de aprendizaje para la vida que compartió con sus compañeros. Javier pone en valor en su caso concreto una mejora personal en su capacidad para hablar en público, capacidad que ha desarrollado en sus participaciones como cibermanager. Esto es corroborado por Miren que en su día tuvo que presentar la experiencia vivida en diferentes foros y que, hoy por hoy, no tiene reparo alguno, a diferencia de otros colegas de profesión, en afrontar las exposiciones en público por ejemplo con los padres. Recuerda que este tipo de proyectos sirven para aprender y desarrollar otras competencias.