Desde su lanzamiento en marzo de 2009 por Leif K. Brooks, un joven estadounidense de 18 años, Omegle ha conectado a millones de personas desconocidas. El servicio nació como respuesta a Chatroulette lanzado unos meses antes. Estas aplicaciones de chat anónimo donde la webcam es la protagonista han suscitado el interés de millones de internautas, han protagonizado miles de noticias polémicas y generado multitud de videos virales. Son dos servicios que, a pesar de su longevidad, aun funcionan como el primer día e incluso en el caso de Chatroulette no ha cambiado ni su diseño.

Omegle-Chatroulette-servicios-videochat-anonimos

Según Google Trends, las búsquedas de Chatroulette y sobre todo, de Omegle se han disparado durante los meses de confinamiento a medida que iban cerrando los países y las grandes ciudades. En el mes de abril de 2020, The Daily Beast informó de que el uso de Chatroulette aumentó más del 50% durante la primera semana en que se hicieron cumplir las órdenes de quedarse en casa en Estados Unidos. Días después Andrey Ternovskiy, CEO y creador de Chatroulette, confirmó que el número de usuarios de la web pasó de 48.000 diarios antes de la pandemia a 148.000 usuarios diarios a finales de mayo de 2020.

Omegle y Chatroulette, recurso fácil para hacer vídeos virales para YouTube

Los Youtubers también han ayudado a relanzar estos servicios de chat anónimos retomado estos meses su actividad para contar sus experiencias: “Traumatizando a extraños por Omegle”, “Primera y última vez en Omegle”, “Me hice pasar por mujer en Chatroulette”, “Buscando novio en Omegle – Chatroulette. Sale mal” son algunos de los vídeos que se encuentran entre los más vistos estos últimos meses.

Youtubers-relanzan-servicios-chat-anonimos

Condenado por abuso sexual a una menor a través de un videochat

Es una de las noticias más recientes ocurrida en España, relacionada con estos servicios de chat anónimos en los que los casos de grooming y sextorsión se dan con demasiada frecuencia. Ocurrió en el año 2018 según recoge la noticia del periodicodeibiza. Un joven de 30 años reconoció las acusaciones de unos hechos ocurridos en el año 2015. Así, según los hechos denunciados, «con el ánimo de satisfacer sus instintos sexuales», el acusado contactó con la víctima a través de Facebook. Sabiendo que la chica era menor de edad, el acusado empezó a enviarle WhatsApp y a través de diversas artimañas consiguió que la menor accediera al sitio web Chatroulette, que permite realizar videoconferencias inmediatas con cualquier persona sin necesidad de registro. Fue en este sitio web donde el acusado consiguió que la víctima le mostrase la vagina.

Leah: “Es una emoción similar a estar en un bar”

Leah, una joven estadounidense cuenta su experiencia al medio Bustle. “No había estado en Omegle desde que tenía poco más de 20 años, y nunca imaginé que volvería a ver su valor”. Aunque ella siente que los hombres dispuestos a mostrar sus genitales aún son mayoría, cuenta que se ha divertido al hablar con extraños. “Es una emoción similar a estar en un bar. No tienes idea de a quién vas a conocer o de qué puedes hablar. Sinceramente, estoy sola y quería sentir las mariposas que vienen hablando con un extraño”. Aunque Leah dice que le gusta interactuar con gente nueva, también reconoce que duda si lo usará una vez que pueda salir de nuevo. “Es un poco aterrador y emocionante y, sí, también desagradable, así que no sé si usar este sitio cuando las cosas vuelven a la normalidad”.

En cuanto a la mala reputación y, sin embargo, al “enganche” que suscitan estos sitios Ternovskiy tiene una teoría. Para ella: “las personas “más normales” están usando más los chats anónimos”, lo que espera conducirá a un contenido menos ofensivo. “Antes, había mucho contenido desagradable en el sitio, porque las personas que frecuentan estas plataformas tienen ese tipo de gusto por lo desagradable, son más solitarios. Ahora, las “personas normales” están atrapadas en casa, por lo que la proporción ha cambiado”.

¿Qué tipo de filtros para menores ofrecen los chats anónimos?

Los términos y condiciones de Omegle dejan claro que no se puede utilizar si eres menor de 13 años, y por debajo de los 18 años permite utilizarlo solo con permiso de los padres o tutores legales. También deja claro que no se transmita contenido sexual ni por el chat de texto, información privada y en definitiva que no se infrinja ningún derecho ni se utilice para hacer nada ilegal. También añade en mayúsculas, que Omegle no se hace responsable de ningún daño relacionado con su uso.

Por su parte Chatroulette menciona 4 reglas de uso que se advierten en la parte inferior de la página. No permite contenido adulto o sexual en el chat filtrado. No permite menores, tampoco mostrar actividades ilegales o hacer publicidad.

Las dos opciones que ofrece Chatroulette antes de iniciar videochat

En el caso de Chatroulette nada más conectar la cámara permite elegir entre un chat con filtro (moderado) o uno sin filtro donde es permitido el contenido sexual.

Omegle-modos-chat

Las dos opciones que ofrece Omegle antes de iniciar videochat

Omegle por su parte divide sus canales entre moderados (por defecto) y sin moderar con posibilidad de contenido adulto.

Ambos sitios ofrecen un botón para reportan los perfiles y las conversaciones.

Webcam: riesgos y consejos de seguridad para personas menores de edad

A todos los peligros ya mencionados hay que añadir que son servicios de vídeo en directo y su función principal es establecer contacto por medio de la webcam con otras personas de las que no tenemos ninguna información. Es más, no pocos usuarios están predispuestos a mostrar sus partes íntimas antes siquiera de mantener un primer contacto.

En el site www.cuidadoconlawebcam.com existen cinco animaciones didácticas que pueden resultar de ayuda para que niñas, niños y adolescentes conozcan la trascendencia de hacer un uso seguro de la webcam.

A pesar del contenido inevitable no apto para menores, las personas acuden en masa a este tipo de servicios como Omegle y Chatroulette porque están solas y aburridas. Es de esperar que tan pronto como se levanten las órdenes de confinamiento, volveremos a comunicarnos nuevamente con extraños de la forma habitual. Como dice Ternovskiy, “Chatroulette no es un reemplazo para la vida real. La vida real es más divertida. Pero está funcionando por ahora”.

Noticia: Omegle y Chatroulette están de vuelta en Informativos Telecinco 11/06/2020

Artículo relacionado:

Servicios de chat y videochat con personas desconocidas alternativos a Chatroulette y Omegle