En el quinto episodio del podcast de PantallasAmigas, Educación, Ciudadanía y Bienestar Digital, Begoña Beristain charla con Silvia Barrera, prestigiosa experta en ciberseguridad, divulgadora e inspectora de la Jefatura de Policía de La Rioja.

Ciberseguridad y uso positivo de Internet con Silvia Barrera

T01 E05 – Ciberseguridad y uso positivo de Internet con Silvia Barrera

Silvia Barrera Ibáñez además de máxima experta y referente en el ámbito de la ciberseguridad en España es también escritora de títulos como ‘Instinto y Pólvora’, ‘Claves Investigación en RRSS’ y ‘Nuestros hijos en la Red’ 50 cosas que debemos saber para una buena prevención digital. Una guía clara que nos enseña todo lo que las madres y padres deben conocer para ayudar a sus hijos a disfrutar de la red con seguridad.

No solo los menores se ven afectados por los delincuentes en la red

Es más, Silvia señala que son un porcentaje menor. Aporta un número aproximado, “de las 2.000 denuncias al año que pueden recibir en la jefatura, no llegan al 10 % las denuncias en las que se ven afectados menores”. “La ingenuidad y la falta de experiencia son un hándicap para ellos, pero realmente el grueso de denuncias está cometido y padecido por adultos en diferentes formas: estafas, inversiones, violencia digital, acosos…”, “También es cierto que cada vez existen autores más jóvenes, de 15 o 16 años, autores de delitos de acosos y consumidores de pornografía infantil que utilizan las redes como un lugar donde encontrar a sus víctimas”.

Nuestro peor enemigo es la ignorancia

“Un 80 % de los delitos que se cometen es por la ignorancia de la víctima”, “llevamos 25 años con el cibercrimen y ves que la brecha digital entre el autor y la propia víctima cada vez es mayor”.

El “juego” entre ciberdelincuentes y policías es poder llegar a una identidad

Los delincuentes navegan con determinadas máquinas y conexiones que en el mundo físico equivaldría a una capa de invisibilidad, que se traduciría en ir por la calle haciendo lo que quisiéramos, robar, amenazar, insultar, pegar…

“Las herramientas y conexiones están destinadas para un uso positivo, como saltarse la censura en algunos países. Sin embargo, también se pueden utilizar para un uso malicioso, permitir evitar que nuestras conexiones se vean, evitar mostrar cómo navegamos en la red, utilizar herramientas que nos permiten actuar en nombre de otras personas, utilizar documentación falsa, suplantar la identidad de otras personas…”, “Estas herramientas de internet nos permiten una capa de invisibilidad demasiado elevada y es muy fácil ponerlas en marcha” afirma Silvia.

El mundo físico y el mundo digital es completamente diferente 

Para Barrera “El problema es que muchas personas que cometen actos criminales en la red ni siquiera se encuentran en nuestro país, por lo tanto, son ciudadanos que no son identificables o que actúan desde otros países lo cual hace que llegar a ellos sea aún más difícil”.

“Después cuentan con herramientas digitales como la criptomoneda, la posibilidad de inventarse cualquier empresa y hacerla pública en internet… no es equiparable la delincuencia en la red y en el mundo físico”.

Tener un dispositivo es un regalo no un derecho para los menores

Silvia recuerda que el tener o no un dispositivo por parte del menor en cada casa es diferente. “Dependiendo de los niños y de su madurez, de su grado de responsabilidad, de su sexo… Son las madres y padres los que pueden evaluar esas circunstancias en sus casas para saber si un menor tiene que tener su dispositivo propio o determinados accesos a aplicaciones que quizás no sean todavía adecuadas para su edad”.

Los padres a veces olvidan que internet es un mundo adulto, que no ofrece limitaciones. “Cuando un joven está conectado a internet si en casa no le pones límites, como cuánto tiempo tiene que estar conectado, qué páginas puede consumir o qué información tiene que visitar en internet… va a consumir cualquier tipo de información, ¡la que quiera! de carácter violento, sexual… contenidos para los cuales no tienen madurez y al final ven en internet modelos a los que seguir”.

Muchos padres y madres son malos influencers para sus hijos 

Hay adultos que se pasan el día subiendo historias y contando su vida en las redes sociales, son los influencers en su casa. “Si tus hijos te ven publicar y subir fotos con las amigas el menor piensa ¿Por qué no voy a poder hacerlo yo? Los adultos tienen que dar ejemplo en el día a día y saber que implicaciones tienen las publicaciones que hacen”.

En los colegios los menores no tienen asignatura sobre ciberseguridad

“En las charlas lo primero que te preguntan es si se puede saber el remitente que envía fotos de carácter sexual, cómo crear perfiles en redes sin que sus padres lo sepan… lo que buscan es estar al límite de lo no permitido”.

“Tu hijo si no le pones ningún tipo de límite va a consumir en internet aquello que le apetezca, que le llame la atención, que le estimule, que le parezca peligroso, que le genere endorfinas, va a querer estar conectado, conocer gente, estar al límite, porque es algo que le va a pedir el cuerpo. Ahí tenemos que estar los adultos para decirles esto está muy bien cuando seas adulto, de momento que sepas que esto no se puede hacer”.

A favor del uso de herramientas de control parental

Son herramientas de carácter técnico que nos pueden ayudar a relajarnos en esa supervisión y en esos controles, pero que sepamos que ellos saben cómo evitar incluso que esas herramientas funcionen, desinstalarlas y también inactivarlas. “Tenemos que saber que habrá niños más responsables que respeten las normas, otros que se vean tentadas y otros que directamente desobedezcan estas herramientas de control parental”.

Sharenting, les estamos creando una huella digital desde muy pequeños

Silvia no comprende la necesidad como padres de exponer a sus hijos desde pequeños en internet. “Cuando tu hijo tenga suficiente edad te va a preguntar ¿Por qué has publicado esta foto mía en internet?, ¿Ahora cómo le vas a decir que no haga TikTok, publique historias en Instagram o videos en YouTube?”

Las consecuencias del sharenting, “el hecho de dar tanta información en internet nos hace ser muy vulnerables. Primero vamos a pensar en “los malos”, saben más información de nosotros buscando un punto flaco por donde atacarnos. Segundo, a nivel profesional, si saben que intereses tenemos les va a resultar más fácil llegar a nosotros. Tercero, la huella digital, en otros países y quizás en España ya se está utilizando la información de nuestros perfiles sociales por ejemplo, para evaluar el riesgo de pago o de hipotecas”.

La necesidad de una asignatura de uso positivo de internet 

Begoña y Silvia coinciden en la necesidad de que los centros educativos también hablen y enseñen el uso positivo de internet. “Internet es maravilloso, es la mejor herramienta que podemos tener”, “ojalá hubiera tenido yo esta herramienta en mi etapa de estudiante” afirma Silvia. “Vamos a enseñar a los jóvenes desde muy jóvenes para qué sirve internet las cosas positivas, porque las cosas negativas van a llegar”.

La estafa es el delito de moda en Internet

“La gente se tiene que ganar la vida y es muy fácil estafar a las personas”, ¿Por qué me voy a exponer en la vida real cuando tengo páginas de “segundamano” donde puedo estafar?”. La estafa se lleva un 70 % aproximadamente del delito en Internet.

Consejos de navegación segura para nuestros menores

  • Saber que la tecnología se tiene que usar para cosas positivas.
  • Si navegamos por internet tenemos que interiorizar unas normas.
  • Respetar las normas que nos pongan los adultos.
  • No utilizar internet de forma negativa y si nos ocurre algo negativo, pedir ayuda a un adulto.



Artículos relacionados