Los videojuegos son el pasatiempo favorito de muchos niños y niñas y para qué negarlo, también cada vez de más adultos. Lejos de ser un problema, dados los múltiples beneficios como entorno de socialización y de relación de los videojuegos, los menores si no han recibido previamente un acompañamiento desde la etapa inicial con videojuegos, pueden volverse un lugar peligroso. En la actualidad todas las videoconsolas cuentan con conexión a internet y aunque no sea requisito, los videojuegos más populares requieren estar conectados para que en el juego se dé una experiencia de juego completa junto a otros jugadores.

Cómo activar el control parental en las videoconsolas de tus hijos

Antes de pensar en los controles parentales, es imprescindible que al comprar o elegir un videojuego para nuestros hijos nos fijemos en la edad recomendable de dicho juego. Para esto está disponible la etiqueta PEGUI, que se incluye en la gran mayoría de videojuegos físicos, los que se pueden comprar con su caja, como los juegos disponibles a través de tiendas online, tipo Android market o AppStore. Otra recomendación es dedicar parte de nuestro tiempo a jugar a videojuegos en familia como una oportunidad para acercar generaciones en torno a las pantallas de forma que éstas sean más un nexo de unión que de separación, más oportunidad que amenaza.

Las grandes plataformas de videoconsolas: PlayStation, Xbox y Nintendo disponen cada una de su propio control parental con sus características en común:

Control Parental en PlayStation

La forma que tiene Sony PlayStation de presentar su control parental comienza con el tipo de cuenta de usuario, que la dividen en tres tipos:

  • Administrador de la familia: no hay restricciones en las características a las que puede acceder el administrador de la familia: puede añadir miembros a la familia y establecer permisos para los menores de la familia.
  • Adulto de la familia y Padre, madre o tutor legal son miembros de la familia mayores de 18 años y que tienen acceso ilimitado a PlayStation Network, al igual que a las compras en PlayStation Store. La diferencia entre estas dos categorías es que solo “Padre, madre o tutor legal” puede establecer los controles paternos para los menores de la familia.
  • Menores de la familia son los usuarios menores de 18 años que pueden usar PlayStation y PSN dentro de los límites que se establecen en los controles parentales por parte del administrador de la familia o el padre, madre o tutor legal.
Configurar el control paterno en PlayStation

Configurar el control parental en PlayStation Fuente: blog.es.playstation.com

Una vez seleccionado el tipo de cuenta, la siguiente pantalla (Ajustes > Control paterno/Administración de familia > Administración de familia) ofrece una lista completa de restricciones que se pueden configurar, estas van desde establecer un límite de gasto mensual, restringir el acceso a las funciones de internet, establecer niveles de clasificación por edad para juegos, Blu-ray Disc y vídeos en DVD, desactivar el uso del navegador de Internet y PlayStation VR. Es importante cambiar la contraseña por defecto y restringir el acceso a dicho menú.

Más información sobre el control parental en PlayStation en su web oficial.

Control Parental en Xbox

La videoconsola de Microsoft incluye opciones de Control parental incorporadas y creadas para ayudar a administrar el tiempo de uso de dispositivos, las interacciones sociales, los gastos online y el acceso a contenido para adultos. Accesible desde el menú (Configuración > Familia > Control de Contenido). Además, también incorpora una guía de buenos hábitos de tiempo de uso, para conseguir un equilibrio saludable.

Configurar el control paterno en Xbox

Configurar el control parental en Xbox Fuente: xbox.com

Las opciones de privacidad se basan en tres tipos: niño, adolescente y adulto. Los niños pueden descargar juegos gratuitos, escuchar música, ver vídeos y usar aplicaciones, comunicarse con amigos -aunque es necesario el control de un mayor para agregar un amigo-. Los adolescentes pueden además de todo lo anterior, ver y compartir archivos Kinect, añadir amigos, jugar en partidas multijugador y compartir en redes sociales. Los adultos además tendrán acceso a las configuraciones de cuentas y sus propios controles con su llave maestra de seis dígitos.

Un punto interesante de Xbox es su comunidad de juegos online, reconocida por su modo de creación de avatares. No hay que olvidar sus herramientas integradas para evitar la negatividad y el poder de silenciar, bloquear y denunciar a usuarios que nos intimiden, acosen o abusen durante el juego.

Más información sobre el control parental en Xbox en su web oficial.

Control Parental en Nintendo Switch

La consola de Nintendo tiene dos opciones de configurar el control parental: desde su aplicación para smartphone iOS y Android o directamente desde los ajustes de la consola.

A pesar de contrar con el sistema de control parental más básico, por el tipo de juegos, destinados a un público más juvenil, es quizás la más sencilla de los tres para gestionar. Un adulto desde su teléfono móvil tendrá acceso a tres preguntas clave: ¿Pasa mi hijo demasiado tiempo jugando a videojuegos?, ¿A qué clase de juegos juega? y ¿Puedo restringir el acceso de mi hijo a ciertos juegos no adecuados para su edad?

Con la aplicación Control parental de Nintendo Switch podrás establecer un límite de tiempo a las sesiones de juego, con dos modos una ‘alarma’ a modo de aviso y una función más estricta llamada ‘Suspender programa’ que permite salir del juego automáticamente cuando el límite de tiempo se ha alcanzado. La segunda característica es la función que ofrece un informe en el que se detalla a qué ha estado jugando nuestro hijo y cuánto tiempo. Por último, la opción de restringir el acceso a ciertos juegos no adecuados para su edad, de acuerdo con la clasificación por edades PEGI y el bloqueo de intercambio de mensajes e imágenes con otros usuarios.

Más información sobre el control parental en Nintendo Switch en su web oficial.