• El Ministerio de Consumo del Gobierno de España ha anunciado que las lootboxes serán consideradas juego de azar y reguladas como tal.
  • EA dejará de vender FIFA Points en Bélgica tras aprobarse una ley de apuestas. Mientras en otros países como Francia, Reino Unido y Australia ya se está avanzando en regular el mercado de las lootboxes.

Las Lootboxes o cajas botín se incluirán en la ley como juego de azar

Mikel Arana, director general de Ordenación del Juego, anunció el pasado 17 de noviembre que el Gobierno de España modificará la Ley del Juego para incluir las llamadas lootboxes, cajas botín o recompensas en el mundo de los videojuegos, por lo que a partir de ahora serán consideradas como juego de azar.

Así lo avanzó Arana en el marco de la Comisión Mixta para el Estudio de los Problemas de las Adicciones. El propio director general compareció en el Congreso de los Diputados para avanzar esta intención y explicar qué líneas de actuación seguirá el Ministerio de Consumo con el fin de prevenir las conductas de adicción derivadas del juego.

Dentro de ese plan de actuación, la principal línea de acción es la de incluir como juego de azar estas “cajas botín” en la Ley del Juego con la intención de avanzar en la prevención de la ludopatía en menores. Recordemos que las llamadas lootboxes, cajas botín o recompensas, consisten en paquetes virtuales que se reciben a cambio de un pago con moneda virtual del videojuego, al superar retos. Pero también, si no se quiere esperar a conseguirla de esta forma, se puede obtener por medio de dinero real. Estas “cajas botín” se popularizaron en 2016 con la aparición del juego “Overwatch”. También se aprobará un real decreto que buscará ahondar más en el juego seguro, además de que se abrirá un período de consulta pública antes de que acabe 2020.

Con ello, se trata de poner límites a las “transacciones compulsivas e impulsivas” que generan algunos videojuegos, tal y como dijo en su día el ministro de Consumo, Alberto Garzón, y en avanzar en la prevención de la ludopatía de menores. En el otro lado, muchos videojuegos tendrán que cambiar la forma de jugar implementando tiendas de accesorios o elementos jugables siempre sabiendo qué estamos comprando y su precio real. Si por el contrario algunos juegos deciden no cambiarlo, podrían ser retirados o tener que enfrentarse a multas. Con esto se espera evitar que las empresas de videojuegos se lucren imitando las casas de apuestas y máquinas tragaperras disfrazándolas de videojuegos normales, y aprovechándose de personas con patologías que las hacen predispuestas a ser víctimas de los juegos de azar y las lootboxes.

Algunas de las grandes compañías del sector ya se han visto afectadas por regulaciones similares en otros países: Electronic Arts, anunció que dejará de vender el próximo día 31 de enero los llamados FIFA Points en Bélgica tras aprobarse una ley de apuestas. Mientras en otros países como FranciaReino Unido y Australia ya se está avanzando en regular el mercado.

Recientemente se ha debatido en la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor del Parlamento Europeo, un estudio sobre las cajas de recompensa en el juego online y su efecto en consumidores, en particular los jóvenes.

Pequeños avances que ya comienzan a ser una realidad, como el sistema de clasificaciones por edad ESRB que señala en la portada de los videojuegos un indicativo que deja claro que cuentan con cajas  botín y compras dentro del juego.