Las videoconsolas y los videojuegos son uno de los entretenimientos principales para niñas y niños. Sin embargo, en ocasiones poder jugar a videojuegos no siempre es tan sencillo para personas con alguna discapacidad.

Xbox-Adaptive-Controller-accesibilidad-videojuegos

Anuncio Microsoft Super Bowl 2019: We All Win

El Xbox Adaptive Controller según recoge The Guardian, surgió de un evento hackathon celebrado en 2015, en el que participó el equipo de accesibilidad de la compañía estadounidense. Posteriormente fue lanzado al público en el E3 en 2018.

Es un dispositivo totalmente personalizable con la promesa de hacer más accesible la experiencia de jugar a una gran variedad de videojuegos a personas con discapacidad.

El mando está formado por una gran superficie plana con dos grandes botones circulares táctiles programables, una cruceta también de gran tamaño y la que, quizá, sea su característica más destacada, hasta 19 puertos que permiten conectar todo tipo dispositivos, desde interruptores, pulsadores y pedales, hasta otro tipo de mandos o joysticks.

La clave no se reduce a su propio diseño, sino que se encuentra en su versatilidad para poder ofrecer una experiencia de mando personalizada a cada tipo de discapacidad.





Aunque parezca diseñado para tenerlo en el regazo o sobre una superficie, el Xbox Adaptive Controller es compatible con varios estándares de anclaje para mantenerlo fijado a trípodes y otro tipo de estructuras. Al tratarse de un dispositivo wireless y que funciona mediante una batería interna se carga de forma independiente vía conexión USB-C.

Detrás de esta iniciativa, y en colaboración con Microsoft, encontramos asociaciones como The AbleGamers Charity, The Cerebral Palsy Foundation, SpecialEffect o Warfighter Engaged cuyas aportaciones han buscado abordar todos los aspectos posibles a la hora de diseñar y producir este dispositivo, el cual es compatible con Xbox y ordenadores con Windows 10.

Un dispositivo abierto a nuevas posibilidades

El tener un controlador como este hace posible que se abra un nuevo mundo para estos usuarios de videojuegos y un nuevo abanico de opciones para sus padres. Algo que veían como imposible, ahora pueden disfrutar de ello.

Es el caso de Rory Steel, un padre que adaptó el mando a su hija para jugar en la Nintendo Switch, como se ve en este tweet: “Ava da a mi controlador casero accesible versión 1.0 el visto bueno. Ahora ella puede jugar a Zelda, Breath of the Wild en su Switch como sus amigos. Todo gracias a Microsoft”.

Phil Spencer, vicepresidente ejecutivo de Microsoft Gaming le respondió perplejo a este tweet, comentando: “Increíble. Y vaya sonrisa”.

Ya lo dice el propio mensaje final del anuncio, Cuando todos juegan, todos ganan.



Artículos relacionados